Proveedores: todas las respuestas

El negocio energético en España tiene unas condiciones y características que lo hacen particular. Desde los años 2008 y 2009, se presentó una liberación de las regulaciones del Estado sobre gas y luz. Hasta ese momento, se consideró a ambos conceptos como estratégicos y por lo tanto fijaba sus tarifas. Con el mercado liberalizado, además, surgen un enorme número de proveedores que entran en competencia. A continuación explicaremos que hacen estas empresas y como se diferencian en cuanto a su función de las distribuidoras.

Si buscas más información sobre el Iberdrola, Edp, Viesgo, Podo, Endesa , saber dar de alta el gas, visita nuestro portal Web.

Proveedores de energía, tarifas de energía, precios de energía, luz o gas, ofer

Cómo es el mercado de energías en España

Lo primero que debemos saber es que es un mercado en cuatro funciones básicas: Generación, transformación, distribución y comercialización. Asumamos que las dos primeras son extremadamente técnicas y gigantescas, requieren una inversión monumental. Normalmente el Estado participa en la inversión y regulación de ambas con inyección de capital privado. Las dos últimas, son más directas y en ellas se encuentra el concepto del servicio, sobre todo el de proveedores.

Qué diferencia a los distribuidores de los proveedores de energía

La distribución lleva la energía, luz o gas hasta los puntos de suministro. La comercialización es el que te lo coloca en tu hogar y lo administra.

Hagamos un poco de historia

Para comprender mejor el asunto desde su inicio. Hasta el año 2008 en el gas y 2009 en la luz, las mismas compañías distribuidoras eran los proveedores. Esto generó un mercado cerrado porque el consumidor quedaba atrapado de por vida con una misma empresa. Por supuesto que la limitación era evidente, sobre todo para un mercado que debía ser abierto. Así que se creó la figura de los proveedores, quienes se encargaban del suministro y del trato directo con el cliente.

El trato directo

Como ves, se trata de una labor de manejo directo, de comercialización de la energía con el usuario final. Por el contrario, la distribuidora se limita a llevar la energía por las líneas de canalización y negocia con los proveedores. A partir de la apertura del mercado, existen numerosas empresas que pueden comercializar el gas o la luz contigo. El beneficio es que existen ofertas numerosas y debes evaluarlas con detenimiento.

Cómo podemos elegir a nuestro proveedor

Un cambio dramático que surge con el proceso de liberación del mercado se refiere a tu posibilidad de elegir proveedores. Al contrario del distribuidor que es fijo, la comercializadora final es variada y la oferta es significativa. Por eso, es necesario que cuentes con una guía para evaluar el desempeño de este tipo de empresas.

Primero lo que te corresponde

Para analizar este tipo de mercado debes conocer tu propio consumo, generando un diagnóstico del mismo. Esta información es sumamente importante porque las tarifas del mercado se ubican en estos datos. Cosas como horas de consumo máximo, cantidad de aparatos, tipo de calefacción, definen tu curva de consumo. Esa información colabora en la selección de tu tarifa y por lo tanto en la selección de los proveedores. Tenla a mano porque será una de las cosas que te solicitaran para elaborar tu tarifa ideal en tu hogar.

Qué tipo de tarifa debo escoger

La selección dependerá de varios factores, pero primero debes saber que existe una clasificación básica. Las tarifas a precio fijo, representan aquellas que se mantienen en un precio a lo largo de todo el día. Ideales para personas con consumos estables y de ocupación permanente de su hogar. Las tarifas con discriminación horaria, te cobran según la hora del día en la que se realiza el consumo. Mejores para familias que trabajan fuera y que llegan a una determinada hora del día a encender sus aparatos.

En la discriminación horaria cuales son los tramos

Existen dos fundamentales pero puedes encontrar subdivisiones, con horas punta y valle. Las primeras son aquellas de mayor precio e identifican los periodos de mayor actividad comercial. Las segundas son las nocturnas y de la madrugada en las que se asume que existe menos actividad. Recuerda que la mayor parte del consumo se realiza cuando llegas a casa, es decir en la noche y madrugada.

Comparando ofertas

Evidentemente el tamaño de la oferta de proveedores es sumamente grande y por ello, resulta necesario evaluar. Dicha evaluación dependerá de varios factores que te explicamos a continuación.

Precios

Es el factor que define la mayoría de las selecciones y se fundamenta en el coste de tres aspectos. El precio del kWh, la base de todo consumo, precio del término de potencia, o escalas del servicio y promociones. Nuestra recomendación es tratar de equilibrar estos aspectos porque todos pesan.

Aquí encontrarás algunas calculadoras de páginas que se especializan en evaluar a proveedores de Luz y Gas. A través de sus servicios puedes contar con más información para tomar tu decisión más acertadamente.

Condiciones y calidad del servicio

Un aspecto que debes tomar muy en serio es la oferta de servicios conexos así como la calidad de los mismos. Los proveedores compiten y parte de este proceso lo hacen a través de conectar su trabajo con tus necesidades. Por ejemplo, un servicio técnico que revise tus instalaciones de manera gratuita o por lo menos más económica. Un personal especializado en determinar tus requerimientos reales y ofrecerte una tarifa ajustada. Son solo ejemplos de lo más común en el mercado.

Luz o gas/Gas y luz

Otro de los contextos que debes asumir es que tanto de gas o electricidad requieres. Si realizaste la evaluación inicial que te recomendamos, conoces tus verdaderos requerimientos. El equilibrio entre fuentes de energía (como la energía solar) es fundamental, por ejemplo, es mejor para mí la cocina eléctrica o a gas. La calefacción puedo mejorarla con electricidad. A partir de allí puedes contratar un servicio con una empresa que te ofrezca gas y luz o separar la oferta.

Como ves, la selección de tus proveedores no es sencilla. Existen muchos factores más que debes comprender para escoger. Cosas como facilidades, seguros, confiabilidad, todas son importantes. Así mismo existe un factor personal, la confianza que te inspire e incluso su compromiso contigo y el ambiente. Todos son factores que deberás colocar en la balanza.

Comentarios cerrados.